SOBRE NOSOTROS

EN TERRENTA NOS DEBEMOS A LA GENTE: LA NUESTRA Y QUIENES SIGUEN CREYENDO EN NOSOTROS

 

Antes de la constitución de Terrenta sus cofundadores concebían y ejecutaban proyectos inmobiliarios que requerían del esfuerzo conjunto de diversos inversionistas. Desde entonces, es decir incluso antes de que nuestro emprendimiento se consolidara como sociedad de financiación colaborativa, entendimos que la confianza en nosotros mismos y corresponder con la de los demás eran la esencia de nuestro trabajo, crecimiento y reputación.

A su vez, estamos convencidos que el éxito del crowdfunding o la financiación colaborativa se centra en el profundo conocimiento de un mercado y, en nuestro caso, en un exhaustivo proceso de evaluación y selección de proyectos y negocios inmobiliarios que generen credibilidad, rentabilidad y, en consecuencia, profundicen la dinámica empresarial. Y si bien hemos integrado la tecnología a nuestros procesos, creemos que nuestros profesionales son fundamentales para validar los resultados obtenidos a partir de la implementación de la innovación en la toma de decisiones.

En el centro de lo que hacemos siempre han estado (y estarán) las personas: el equipo, los inversionistas y, ahora, los empresarios que buscan financiación para sus proyectos y negocios inmobiliarios. La gente siempre ha sido y será lo primero.

Nuestros principios

 

Atrás quedaron los tiempos en los que los inversionistas se contaban entre viejos conocidos que creían en las iniciativas de nuestros cofundadores y su capacidad de generar retornos por sus inversiones. En esos inicios, los contratos y pormenores legales seguían al arrojo de la visión de negocios, confirmando la trascendencia de la palabra empeñada. Esta experiencia fue valiosa y dejó los siguientes principios, que ahora fundamentan nuestra visión:

INTEGRIDAD Y COMPROMISO CON QUIENES CREEN EN NOSOTROS

MÁXIMA EXIGENCIA PARA SUPERAR LAS EXPECTATIVAS

APRENDIZAJE CONTINUO E INNOVACIÓN

CORAJE PARA AFRONTAR LOS DESAFÍOS

GENERACIÓN DE CONFIANZA

De trabajar conjuntamente a la constitución de Terrenta

 

La trayectoria conjunta de los socios fundadores de Terrenta, Julio César Belalcázar Santodomingo, economista y abogado (LL.M.), y Marcello Galeano Muñoz, administrador, va más allá de los negocios, pues son amigos desde la infancia. Cada uno, por aparte, construyó empresa, confirmando su vocación de emprendimiento.

Marcello y Julio se complementan, pero más allá de esto y un vínculo puesto a prueba por el tiempo, han conformado un equipo multidisciplinario y altamente calificado, así como una junta directiva con una probada trayectoria en exitosos emprendimientos como Tappsi, Tpaga y en Fintech (Financial Technology). La gente detrás de Terrenta sabe lo que hace y es decisiva en nuestro crecimiento.

Conócenos

Julio Belalcázar – COO / CCO

Marcello Galeano – CIO / CBO

Innovación al servicio de las personas

Estamos convencidos que nuestra plataforma tecnológica es el futuro de las inversiones y la financiación inmobiliaria. Terrenta resuelve la necesidad de aquellas empresas que quieren estructurar sus propios mecanismos de financiación y requieren capital en condiciones favorables. Y, a su vez, democratiza el acceso a oportunidades en finca raíz, facilitándole a cualquier persona la realización de inversiones digitales a bajo costo en proyectos previamente seleccionados y clasificados.

Llevamos años preparándonos para convertir a Terrenta en la plataforma tecnológica, que no solo dinamiza el sector inmobiliario y de la construcción, sino que trae las inversiones en destacados proyectos en finca raíz al alcance de todos.

Nuestra experiencia, la innovación, y sobre todo, la competencia y el compromiso de nuestro equipo garantizan que Terrenta cumpla las expectativas de todos aquellos involucrados con nuestra plataforma:

 

• Los inversionistas que buscan oportunidades que generen rentabilidad; y

• Los empresarios que necesitan capital para materializar sus proyectos.

LA NUESTRA ES UNA INICIATIVA CENTRADA EN USTEDES, EN RESPODER A SUS NECESIDADES PARA ALCANZAR SUS METAS